Glaucoma

Date: July 30, 2014 Category: ,

Glaucoma

Es una enfermedad del nervio óptico, por la cual éste va perdiendo las fibras nerviosas que lo componen y comporta una pérdida irreversible de campo visual. Normalmente se pierde primero el campo visual periférico y puede estar en una fase avanzada cuándo los pacientes se den cuenta que sufren alguna alteración. Por ello la prevención y la detección temprana es la herramienta más efectiva para luchar contra ésta enfermedad.

Existen, principalmente, dos tipos de glaucoma:

Glaucoma Crónico de ángulo abierto, que es la forma más común, donde se tiene la presión intraocular (PIO) ligeramente o moderadamente elevada y no se perciben síntomas. El riesgo de padecerlo aumenta con la edad y con el aumento de presión intraocular (PIO). En etapas avanzadas el paciente puede notar una pérdida visual irreversible que dificulta el desplazamiento y las tareas de la vida cotidiana.

Glaucoma de ángulo cerrado, aparece cuando se bloquea la zona de drenaje del humor acuoso (ángulo irido-corneal) y se produce un aumento brusco de la presión intraocular (PIO). Se acompaña de síntomas como dolor, visión borrosa y cefalea.

El tratamiento más habitual es con medicación tópica para disminuir la presión intraocular (PIO), aunque también existen tratamientos mediante láser y cirugía con el objetivo de aumentar la filtración de humor acuoso hacia el exterior del ojo y así disminuir la presión intraocular (PIO) también.

Glaucoma